9 sept. 2016

Algunas nociones para que el público en general entienda y disfrute de la Regularidad.



El próximo día 23 se celebra el III Rallye Ciutat de Xixona en el que volverán a rugir los motores por las carreteras alicantinas y entre ellos nuestros clásicos de la Copa Legend. Pero en el artículo de hoy trataré de explicar los diferentes tipos de Regularidad que existen en las pruebas que se desarrollan en la Comunidad Valenciana, así que permitidme que escriba para los desconocedores del mundo de la Regularidad con el único objetivo que entiendan mejor nuestro concepto de Rallye y así puedan entender y disfrutar de nuestros clásicos.


Dentro de un mismo rallye, es decir desde el coche 1 hasta el 70, aunque los veamos pasar a diferencia de un minuto, no todos compiten en el mismo Campeonato, de hecho en la Comunidad Valenciana existen al menos 5 campeonatos y cada coche participa en el suyo aunque todos utilicen el mismo recorrido, ya que sería inviable hacer un rallye diferente para cada campeonato.

Del coche 1 al 35 más o menos participan en el Campeonato de Velocidad, es decir quien tarda menos en recorrer el tramo gana, y dentro de estos existen trofeos y copas, según sus características técnicas.

Pero como lo que a nosotros nos interesa que es la Regularidad, el público debe saber que cuando se habla de Regularidad se habla exclusivamente de coches clásicos, es decir estamos hablando de coches fabricados hasta diciembre de 1989.


Los Rallyes, si con “e”, nacieron en Montecarlo en la década de los 20 del pasado siglo, como una reunión amantes de los coches que se retaban para demostrarse quién era mejor conductor por las carreteras nevadas del Principado. Para aquellos visionarios del motor no era mejor piloto quien llegaba antes sino quien conseguía mantenerse dentro de la carretera helada tras pasarla todos a una misma velocidad y de uno en uno. De aquí nace el espíritu de la regularidad, no gana el mejor coche sino el mejor piloto ayudado siempre por su navegador (posteriormente llamado copiloto).


Hasta este momento todas las competiciones que se habían hecho entre coches eran carreras, pero estos franceses cambiaron el concepto y para ello adoptaron la palabra inglesa Rally, que significa “reunión” y la afrancesaron añadiéndole la “e” final tan gala.

La Primera de estas reuniones se celebró en Montecarlo en 1911 y ya para 1920 tenían definidas las normas de la competición que básicamente son las mismas que utilizamos hoy en día.
 

Esta norma básica es : cada coche debe mantener la velocidad marcada, para cada distancia de tramo. El que se aproxime más a la velocidad ideal gana. Y ahora diréis como se comprueba esto….simplemente son puras matemáticas.

Ejemplo: Debes conducir los primeros 2 km a 50km/h.

¿Si conduzco 50km en 60 minutos, cuanto tardaré en conducir 2 kms?

(60x2) / 50 = 2.4 minutos = 2 min y 25 seg.

Si el organizador coloca  a un controlador en el km 2 con un reloj, cada coche tiene que pasar a los 2 minutos y 25 segundos desde que le dieron la salida, y cada coche sale exactamente un minuto después del anterior.

El coche que pase a los 2 min y 25 seg. exactos se le otorgan 0 puntos de penalización y así cada segundo tanto por defecto como por exceso se puntúa con 1 punto de penalización. ¿Quién gana? El que sus puntos de penalización se acerquen más a 0 que es la velocidad perfecta.


Por supuesto ningún equipo sabe donde va a estar el controlador, ni cuantos puntos de control va a haber durante el recorrido de un tramo, de hecho en algunos rallyes hasta el recorrido es desconocido para los participantes.
 

Si has entendido esto, ya sabes lo que es la Regularidad y apreciarás lo importante que es para esta categoría el Navegador o Copiloto, ya que él es quien tiene que ir calculando con un cronómetro y un reloj si vas a la velocidad ideal y has recorrido la distancia requerida.

Esto que parece un lío…ha cambiado en algunos campeonatos gracias al uso de la informática ya que existen programas que van calculando la distancia ideal al segundo, y digo en algunos campeonatos porque en nuestra Copa Legend seguimos esta forma de navegar sin usar ningún dispositivo informático. Además ya no se utilizan personas con cronómetro para tomar el tiempo de modo manual, ya que a todos los participantes se les coloca un localizador GPS (llamado Transponder) y tanto el tiempo, la velocidad como los puntos de control son controlados desde un ordenador.
   

De esta forma te paso a detallar los 4 campeonatos que existen de Regularidad en la Federación Valenciana de Automovilismo.

1. REGULARIDAD SPORT. Coche clásico federado. Uso de barras, arneses y casco: Obligatorio. Aparatos de medición: Libre. Velocidades medias : Entre 50 km/h y 70 km/h.
 

2. REGULARIDAD OPEN. Coche federado entre 20 y 25 años pero no clásico. . Uso de barras, arneses y casco: Obligatorio. Aparatos de medición: Libre. Velocidades medias : Entre 50 km/h y 70 km/h.



3. REGULARIDAD (Mal llamada REGULARIDAD -50) Coche clásico federado. Uso de barras, arneses y casco: Libre. Aparatos de medición: Libre. Velocidades medias : Inferiores a 50 km/h.
   

4. COPA LEGEND. (Todos sus equipos participan en el campeonato anterior (Regularidad), pero además tienen su propia clasificación y trofeos por ser una competición "Sin Instrumentos") .
 Coche clásico federado de menos de 2000 cc. Uso de barras, arneses y casco: Libre. Aparatos de medición: Prohibido aparatos informáticos, móviles y tablets, menos 1 terratrip o 2 odómetros conectados con sonda. Velocidades medias : Inferiores a 50 km/h. También se denomina Regularidad Sin instrumentos.
 

Sólo espero que con estas pequeñas pinceladas haya conseguido que al menos alguno de los que cuando terminan de pasar los coches de velocidad se levantan y se van, se queden a disfrutar de los clásicos, y espero que hayan entendido que la Regularidad es al menos igual de emocionante que la velocidad, y que dentro de esos coches hay gente que ama su clásico, ama los rallyes y que se merece también vuestra consideración y respeto.


Sólo me queda invitaros a todos los que les guste el automovilismo a que compren o arreglen ese clásico de un familiar y probéis con nosotros el veneno de los Rallyes. En la Copa Legend os esperamos con los brazos abiertos, y no dudéis que es la forma más barata y no por eso menos emocionante de participar en un Rallye.


Por: Ramón Santander (Piloto de un Opel Corsa A en la Copa Legend)